Toma en cuenta los siguientes cuidados.

Guardalos en un joyero o bolsita para que se mantengan más tiempo como nuevas.
Espera hasta que tu loción o crema esté seca o haya sido absorbida por tu piel antes de usar cualquier accesorio.
Te recomendamos limpiarlas cada vez que las uses con un pañito de algodón.